Skip to content

Plantar el jardín: 8 consejos para un diseño de fácil cuidado

27 de octubre de 2020

Por supuesto, todos pueden plantar su jardín como quieran, pero hay algunos trucos que pueden hacer la vida más fácil. Brindamos asistencia.

Las flores silvestres crecen frente al colmenar.
Un prado hecho de flores silvestres es una variante del césped inglés fácil de cuidar y apta para las abejas [Foto: Alan Bryant/ Shutterstock.com]

Un jardín debería ser un lugar de descanso y relajación, pero muchos jardineros tienden a asociarlo con mucho trabajo y esfuerzo en lugar de simplemente dejar que su mente divague. Cortar el césped, podar el seto y arrancar las malas hierbas son parte de muchas tareas que son onerosas pero que parecen inevitables. Por eso, apenas hay tiempo para disfrutar de la belleza de su propio jardín. Pero ese no tiene por qué ser el caso: si ya observa algunos trucos y consejos al plantar su jardín, puede diseñar su jardín para que sea fácil de mantener sin perder su atractivo. Puedes encontrar nuestros mejores consejos aquí.

Plantar el jardín

Hacer que un jardín sea fácil de mantener no es tan difícil. De hecho, seguir este consejo durante la siembra puede ahorrarle algo de esfuerzo.

1. Observe las condiciones del suelo

Un problema que muchos jardineros a menudo desconocen es que sus plantas no coinciden con su jardín. De hecho, al elegir una planta, la decisión a menudo se basa en criterios visuales: los requisitos del suelo de la planta deseada rara vez se tienen en cuenta. Pero si no elige sus plantas para que coincidan con la ubicación en el jardín, hará más trabajo del necesario: a menudo, estas plantas necesitan significativamente más fertilizante y agua que vegetación adecuada. Por lo tanto, preste atención a la estructura del suelo en su jardín y elija plantas que sean particularmente adecuadas para esta ubicación. En un lugar seco y soleado, las plantas de jardín de rocas están mucho mejor que las plantas de bosque o pantanos. Además, debe confiar en las especies de plantas nativas, porque a menudo son más robustas y requieren menos mantenimiento que las plantas exóticas.

2. Cubierta vegetal

Arrancar las malas hierbas es probablemente una de las tareas de jardinería más impopulares. Afortunadamente, hay un truco muy simple que no solo reduce las molestas malezas, sino que también se ve muy bien: la denominada cobertura del suelo, es decir, las plantas que tienen un crecimiento herbáceo y denso que está cerca del suelo, son perfectas para jardines de fácil cuidado. No solo eliminan las malas hierbas de manera confiable, sino que también protegen el suelo de la erosión y reducen la evaporación del agua, por lo que se requiere menos riego. Además, la cobertura del suelo también puede puntuar visualmente, especialmente las plantas de cobertura del suelo con flores, como la flor elfa (Epimedium) atraen rápidamente miradas envidiosas.

Flores y hojas de flores élficas
La flor élfica convence como cobertura del suelo por su apariencia y robustez. [Foto: mizy/ Shutterstock.com]

3. Prado de flores silvestres en lugar de césped inglés

Los céspedes son particularmente comunes en los jardines más grandes y generalmente sirven como un lugar para jugar, correr y relajarse. Desafortunadamente, un césped bien cuidado también causa mucho trabajo, porque la fertilización, el corte y el escarificado regulares del césped son obligatorios para que el césped permanezca hermoso durante mucho tiempo. Como alternativa, muchos solo piensan en un lecho de grava o en alguna otra área pavimentada; estos son fáciles de cuidar, pero no particularmente hermosos ni amigables con el medio ambiente. Por otro lado, los prados de flores silvestres son fáciles de cuidar y ecológicamente valiosos. Estos solo necesitan ser cortados una vez en junio para que florezcan en su antiguo esplendor el próximo año.

4. Plantas perennes en lugar de flores de verano

CaléndulaCalendula officinalis), Begonias (Begonia semperflorens) y fucsias (Fucsia) tienen un lugar permanente en muchos jardines y son un verdadero adorno con sus hermosas flores. Desafortunadamente, las impresionantes flores no son fáciles de cuidar, porque como plantas anuales deben ser replantadas cada año y particularmente regadas intensamente en períodos secos. Las plantas perennes resistentes, por otro lado, son robustas pero hermosas: gracias a sus raíces, que se hunden más profundamente en el suelo que las de las flores de verano, pueden resistir mejor la sequía y, por lo tanto, son mucho más fáciles de cuidar. Pero no tienes que prescindir de flores brillantes: manto de dama (Alchemilla), Waldaster (Eurybia divaricata) y azucenas (Hemerocallis) encantan con sus grandes flores y su naturaleza robusta.

La azucena amarilla crece como una perenne
Las azucenas embellecen su jardín sin mucho esfuerzo [Foto: Krzysztof Slusarczyk/ Shutterstock.com]

5. Especies de árboles de fácil cuidado

Los árboles no deberían faltar en ningún jardín, después de todo, no solo son extremadamente decorativos, sino que también brindan una sombra importante. Pero cuidar muchos árboles de hoja caduca es un problema para la mayoría de las personas: el topiario regular en particular requiere tiempo y nervios y ha causado muchos accidentes. Sin embargo, no tienes que prescindir de árboles en el jardín: arce japonés (Acer palmatum), Cerezo ornamental (Prunus) y hamamelis (Hamamelis) Pertenecen, por ejemplo, a los árboles ornamentales que se llevan de maravilla incluso sin podar. Árbol de trompeta de bola (Catalpa ‘Nana’) y langosta negra (Robinia ‘Umbraculifera’) mantienen su copa redonda sin ser recortada. Si quieres picar sin recortar, la pera de roca está bien aconsejada.

6. Rosas de fácil cuidado

Por muchas rosasrosado) no faltan en el jardín, después de todo, la “reina de las flores” tiene un encanto inconfundible. Desafortunadamente, la majestuosa planta también necesita mucha atención para que pueda prosperar de manera óptima. Por otro lado, las rosas silvestres son más fáciles de cuidar: no necesitan poda regular ni fertilizantes y se consideran particularmente robustas. Sin embargo, presumen de sus encantadoras flores e incluso entregan deliciosos escaramujos en otoño. Si aún prefiere confiar en una rosa cultivada, debe prestar especial atención a propiedades como la robustez y la autolimpieza al elegir una variedad.

La rosa salvaje crece en la naturaleza
Las rosas silvestres son una alternativa de fácil cuidado a las variedades cultivadas [Foto: GaViAl/ Shutterstock.com]

7. Pantalla de privacidad de fácil cuidado

A nadie le gustan las miradas curiosas en el jardín. Esto hace que una pantalla de privacidad que no solo sea fácil de cuidar, sino que sobre todo sea opaca, es aún más importante para muchos propietarios de jardines. Es mejor no depender de la madera: se ve bien, pero las cercas de madera necesitan un mantenimiento regular para no volverse verdes y antiestéticas o incluso pudrirse a largo plazo. El aluminio con recubrimiento en polvo o el acero galvanizado en caliente son más adecuados aquí, porque son casi indestructibles incluso sin cuidado. Aquellos que prefieren trabajar con setos y aún desean tener un jardín de fácil cuidado deben concentrarse en arbustos silvestres en flor en lugar de árboles topiarios típicos, ya que estos requieren mucho menos cuidado. También bambú (Bambusoideae) es muy adecuada como pantalla de privacidad de fácil cuidado, pero debe prestar atención a la llamada barrera de rizoma al plantar; de lo contrario, la planta se propagará rápidamente de manera incontrolada.

Para obtener setos más fáciles de cuidar, consulte este artículo.

8. Camas elevadas

Si desea comer verduras frescas de su propio cultivo, encontrará rápidamente que esto requiere una cierta cantidad de esfuerzo. Pero con un poco de planificación, también puede hacer que el huerto sea lo más fácil de cuidar posible. Las camas elevadas en particular son perfectas para el jardín de fácil cuidado. Incluso si la construcción y creación de la cama elevada es un poco más compleja que con las camas normales, la compra definitivamente vale la pena: menos malezas, menos infestación de caracoles y menos fertilizante son solo algunas de las ventajas que ofrece la cama elevada. El hecho de que muchas camas elevadas se puedan hacer a prueba de invierno con un juego de niños sugiere que esta forma de cultivo de verduras es ideal para el jardín.

Aquí puede encontrar 10 consejos para la cama elevada perfecta para su jardín.

plantura|hierbasBuenas|titleonly
Plantura|HierbasBuenas|titleonly